COLLECTIVE

COLLECTIVE
Sinopsis:

En 2015 se desata un incendio en la sala de conciertos Colectiv de Bucarest, que deja veintisiete muertos y ciento ochenta heridos. Muy pronto, los quemados comienzan a morir en los hospitales por heridas que no eran tan graves. Una médica acude a un equipo de periodistas de investigación con una terrible acusación. Una revelación lleva a la otra y los periodistas empiezan a descubrir una gigantesca estafa en la Sanidad. Cuando se nombra a un nuevo ministro de Sanidad, este ofrece una transparencia sin precedentes sobre su labor de reforma del sistema corrupto, pero también sobre los obstáculos a los que se enfrenta. En su seguimiento de periodistas, denunciantes de irregularidades, pacientes quemados y funcionarios del Estado, Collective (Colectiv) es un análisis sin concesiones de la fuerza del periodismo de investigación.

Reseña de la película:

«Ya no somos humanos. Solo nos preocupa el dinero». Esta mordaz afirmación, recogida en el documental de Alexander Nanau COLLECTIVE, no son palabras vacías, ni mucho menos la expresión de una concepción idealista. En realidad, la película —que se estrenó fuera de competición en Venecia, fue proyectada en Toronto y ganó un premio en Zúrich el año pasado, y que, desde entonces, ha participado en innumerables festivales, ha sido nominada a los European Film Awards y acaba de ser seleccionada para representar a Rumanía en los Óscar en la categoría de mejor película internacional— sigue paso a paso una investigación que pone al descubierto un sistema sanitario rumano completamente corrupto.  La corrupción a todos los niveles deja a los ciudadanos, que ingenuamente creen que sus hospitales son capaces de tratarlos adecuadamente, morir en circunstancias absurdas, con el pleno conocimiento de las autoridades gubernamentales.

Un análisis terriblemente iluminador que el director alemán, nacido en Rumanía y bien conocido por su película anterior Toto and His Sisters (Toto si surorile lui), nos muestra con un talento excepcional, a través de un enfoque cinemátográfico distinto de los clásicos documentales de investigación televisivos. Nanau combina a la perfección el suspense, digno de un thriller, de los sucesivos descubrimientos de los periodistas y los intentos de un nuevo ministro de reparar el sistema, con secuencias dedicadas a las víctimas y a los supervivientes, sin efectismos pero infinitamente respetuosas.

Todo empieza con un suceso dramático y extremadamente mediático. El 30 de octubre de 2015, se declara un incendio en el Club Colectiv, un club nocturno de Bucarest que no cuenta con salidas de emergencia: fallecen 27 jóvenes y 180 resultan heridos (90 de ellos en estado crítico). El Gobierno rumano promete que las víctimas recibirán cuidados «a la altura de los que recibirían en Alemania». Sin embargo, 37 de los pacientes con quemaduras graves fallecen en las semanas siguientes porque, según revela una fuente a los periodistas Catalin Tolontan, Mirela Neag y Răzvan Lutac, que han decidido investigar el caso, «fueron ingresados en un entorno que no estaba esterilizado y estuvieron expuestos a la bacteria hospitalaria más resistente en Europa (la Pseudomonas aeruginosa)». Tras recibir esta información, el trío de periodistas de la Gaceta Deportiva descubre que los productos desinfectantes que la empresa Hexi Pharma proporciona a 350 hospitales (2 000 quirófanos) son diluidos hasta diez veces con respecto a la concentración habitual. Esta práctica esconde corrupción a varios niveles, sistemas de elusión fiscal y una protección secreta por parte del Estado, que tenía conocimiento de este procedimiento desde hacía mucho tiempo. Pese a la propaganda, el escándalo hace caer al ministro de Sanidad, que es sustituido por Vlad Voiculescu, antiguo activista en favor de los derechos de los pacientes que quiere reformar el proceso de contratación de los directores de hospitales y que se enfrentará a numerosos obstáculos. Mientras tanto, salen a la luz nuevas revelaciones gracias a valientes testimonios publicados por el equipo de la Gaceta Deportiva, y todo ello se va revelando bajo los atentos ojos de varias víctimas de quemaduras graves, como Tedy Ursuleanu, que intentan reconstruirse y seguir adelante con sus vidas.

Servicios secretos, extraños accidentes de tráfico, detenciones, protestas, reuniones estratégicas del equipo editorial o en la oficina del ministro, sospechosos fotografiados a escondidas, negociaciones con fuentes potenciales, debates explosivos en programas de televisión, contraataques por parte del gobierno en funciones: COLLECTIVE es un documental palpitante y aterrador, grabado y editado con maestría, que demuestra con una implacable honestidad que combatir el nepotismo, la politización y los conflictos de intereses supone una lucha titánica, interminable y a veces desesperante que recae en los hombros de unos pocos combatientes lúcidos que obran por el bien común.

COLLECTIVE ha sido producida por la compañía rumana Alexander Nanau Production, la luxemburguesa Samsa Film y HBO Europe. La compañía israelí Cinephil gestiona las ventas internacionales.

Fabien Lemercier